Atrás

Koldobika Jauregi

Koldobika Jauregi

Nido de experiencias. Es el nido cultural y paisajístico donde se puede encontrar de todo

Koldobika Jauregi · Escultor

Soy Koldobika Jauregi y os escribo desde las faldas del monte Hernio. Mis antepasados nacieron en esta zona, también alrededor del monte Hernio. Mi padre era de Larraul y yo actualmente vivo en Alkiza.

Ellos no tuvieron la oportunidad de escoger dónde vivir, pero yo, después de haber estado viviendo en distintos lugares fuera de mi país durante ocho años, escogí este rincón de Alkiza para vivir. En mi caso sí que fue una elección.

Nací a finales de los años 50, he visto muchos cambios en las costumbres, en los paisajes y en la política. Me convertí en escultor y ése ha sido mi medio de vida hasta ahora.

En 2010 creé el proyecto Urmara Museoa, con las experiencias que fui recogiendo en el extranjero.

Y la vida sigue.

Gipuzkoa es el punto de encuentro entre el Cantábrico y las laderas del Pirineo, así que, está rodeada de mar, monte, valles y picos de montaña. Hablamos en euskara. Nos gusta cantar, bailar y comer bien.

Es el nido cultural y paisajístico donde se puede encontrar de todo. Mi familia y yo siempre hemos vivido en las laderas del Hernio, en el centro de Gipuzkoa. Romerías y magia.

Los favoritos de Koldobika Jauregi

Anterior
Siguiente

Arantzazu

Es el símbolo del arte contemporáneo vasco además de ser uno de nuestros espacios más espirituales. El lugar donde se juntan la antigüedad y la modernidad. Símbolo a su vez de la resistencia ideológica. La senda de Lope de Agirre y de los pastores. La Universidad de Oñate…


Es el símbolo del arte contemporáneo vasco además de ser uno de nuestros espacios más espirituales. El lugar donde se juntan la antigüedad y la modernidad. Símbolo a su vez de la resistencia ideológica. La senda de Lope de Agirre y de los pastores. La Universidad de Oñate…

Ir a la web

Ulia Donostia

Hasta los diecisiete años viví en el barrio de Gros y solíamos salir de Mompás, subíamos a Ulía, llegábamos a las rocas de ballena y bajábamos hacia el mar para hacer escalada, para “trepar”, como solíamos decir. De esa manera, fui conociendo lo que después sería nombrado como Zona Especial de Conservación (ZEC), espectacular. Me trae recuerdos de los aromas resplandecientes de la infancia.


Hasta los diecisiete años viví en el barrio de Gros y solíamos salir de Mompás, subíamos a Ulía, llegábamos a las rocas de ballena y bajábamos hacia el mar para hacer escalada, para “trepar”, como solíamos decir. De esa manera, fui conociendo lo que después sería nombrado como Zona Especial de Conservación (ZEC), espectacular. Me trae recuerdos de los aromas resplandecientes de la infancia.

Ir a la web

Festival de Flores de Iturrarán

Se celebra a finales de abril en el Parque Natural de Pagoeta. En mi opinión, es una de las actividades más maravillosas que se han realizado en los últimos 17 años. Nos podemos sentir orgullosos de este espacio que está en manos de la Diputación, dotado no sólo de nuestras tradiciones y arquitectura sino también de bosques y plantas. Recomendaría el mercado de plantas que se celebra todos los años. En el mismo espacio, se encuentra el Centro de Interpretación Iturrarán, un bello ejemplo para conocer nuestra arquitectura. Muy cerca tenemos el barrio Laurgain y el molino de Agorregi.


Se celebra a finales de abril en el Parque Natural de Pagoeta. En mi opinión, es una de las actividades más maravillosas que se han realizado en los últimos 17 años. Nos podemos sentir orgullosos de este espacio que está en manos de la Diputación, dotado no sólo de nuestras tradiciones y arquitectura sino también de bosques y plantas. Recomendaría el mercado de plantas que se celebra todos los años. En el mismo espacio, se encuentra el Centro de Interpretación Iturrarán, un bello ejemplo para conocer nuestra arquitectura. Muy cerca tenemos el barrio Laurgain y el molino de Agorregi.

Ir a la web

Río Leizarán/ Río Urumea

Son dos lugares mágicos, misteriosos, llenos de cuentos de antaño, de senderos de Navarra, ríos repletos de melodías, molinos y brujas. En otras épocas, más que en la nuestra, las familias solían ir a pasar el día a disfrutar de estos ríos, dejando refrescar sus botellas de sidra entre piscardos, cangrejos y truchas. Cierto que en aquella época, hace unos cuarenta años, las fábricas de papel eran muy nocivas pero los ríos eran hermosos, espectaculares, y hoy en día son espacios naturales que merece la pena conocer. Nuestros ríos son caminos naturales que conectan pueblos. He echado muchas siestas al frescor de los ríos. Actualmente, como va poca gente, es como si estuvieses fuera de este mundo, en el paraíso.


Son dos lugares mágicos, misteriosos, llenos de cuentos de antaño, de senderos de Navarra, ríos repletos de melodías, molinos y brujas. En otras épocas, más que en la nuestra, las familias solían ir a pasar el día a disfrutar de estos ríos, dejando refrescar sus botellas de sidra entre piscardos, cangrejos y truchas. Cierto que en aquella época, hace unos cuarenta años, las fábricas de papel eran muy nocivas pero los ríos eran hermosos, espectaculares, y hoy en día son espacios naturales que merece la pena conocer. Nuestros ríos son caminos naturales que conectan pueblos. He echado muchas siestas al frescor de los ríos. Actualmente, como va poca gente, es como si estuvieses fuera de este mundo, en el paraíso.

Ir a la web

Las pinturas de Ekain, Zestoa

Son una manera de conocer nuestro pasado y, a la vez, nuestra “Capilla Sixtina”. No olvidemos que en Gipuzkoa tenemos huellas megalíticas y también muchas de otras épocas que han permanecido hasta nuestros días, y que incluso han influenciado el arte contemporáneo.

Contamos con la réplica de la cueva de Ekain, gracias a la cual podemos transmitir nuestro tesoro, nuestro patrimonio.

A mí me encantan los espacios de este tipo y al otro lado de la frontera son muy corrientes.

Conocí las pinturas antes de que se realizara la réplica y me emocionaron profundamente. Merece la pena conocer y dar a conocer las nuestras, ya que aparte de nosotros pocos las conoce en el extranjero.


Son una manera de conocer nuestro pasado y, a la vez, nuestra “Capilla Sixtina”. No olvidemos que en Gipuzkoa tenemos huellas megalíticas y también muchas de otras épocas que han permanecido hasta nuestros días, y que incluso han influenciado el arte contemporáneo.

Contamos con la réplica de la cueva de Ekain, gracias a la cual podemos transmitir nuestro tesoro, nuestro patrimonio.

A mí me encantan los espacios de este tipo y al otro lado de la frontera son muy corrientes.

Conocí las pinturas antes de que se realizara la réplica y me emocionaron profundamente. Merece la pena conocer y dar a conocer las nuestras, ya que aparte de nosotros pocos las conoce en el extranjero.

Ir a la web

Ver otros favoritos de los locales

Anterior
Siguiente
Leire Baños
Ver más
Mikel Chillida
Ver más
Ander Gonzalez
Ver más
Benito Lertxundi
Ver más
Aritz Aranburu
Ver más
Gabriela Uriarte
Ver más
Mikel Ayestaran
Ver más
Koldobika Jauregi
Ver más
Oiana Blanco
Ver más
Gorka Hermosa
Ver más