Atrás

Camina por las “Basque Highlands” y respira a pleno pulmón

Camina por las “Basque Highlands” y respira a pleno pulmón

Camina por las “Basque Highlands” y respira a pleno pulmón

Goierri es una escapada ideal para quienes aprecian las cosas auténticas. Este territorio de montaña casi mágico, ubicado en el interior, es un paraíso rústico aún poco conocido, ideal para hacer senderismo y apreciar la gastronomía tradicional.

Viernes ¿Calma o ambiente? Tú eliges

Cuando llegas al Goierri un viernes por la tarde, puedes hacer dos cosas, como mínimo:

  • Dirigirte a tu alojamiento y disfrutar de la calma, del paisaje, de la acogida familiar y de la gastronomía. En cualquiera de los pequeños pueblos de la comarca hay caseríos preciosos donde dormirás a pierna suelta. Algunos de ellos ofrecen alojamiento y además tienen sidrería.
  • Hacer una inmersión en las calles de los pueblos más animados. En Beasain, Ordizia o Segura encontrarás buen ambiente para practicar el poteo. Si has elegido Beasain, tienes un hotel maravilloso en el Conjunto Monumental de Igartza. Si de día ya es maravilloso, por la noche te enamorara!. Segura es el pueblo medieval mejor conservado de Euskadi y también tienes buenas opciones para alojarte. Callejea y terminarás en la plaza del pueblo donde está el ambientillo. Y si has optado por Ordizia, en los alrededores del conocido Mercado de Ordizia, están los buenos garitos para tomar un pote acompañado de producto del mercado. ¡Km 0 de verdad!.

Sábado Queso Idiazabal y túnel de san Adrián, una combinación insuperable.

Si te gusta el queso bueno, sin duda tienes que visitar el Centro de Interpretación del Queso Idiazabal, uno de los mejores quesos del mundo. En Idiazabal también puedes visitar auténticas queserías. Si hay corderitos, los más peques disfrutaran de lo lindo, y si es temporada de elaboración del queso, aprenderéis todos sus secretos, junto con las catas con sidra y txakoli. Por otro lado, ir al Goierri y no atravesar el túnel de San Adrián (como lo hizo el emperador Carlos V) es perderse algo único. La subida, de 2 horas, es muy fácil, está bien señalizada y ofrece unas vistas maravillosas. Toma como referencia el pueblo de Zegama y el parque natural de Aizkorri-Aratz. Puedes hacer la caminata completa o dejar el coche en el aparcamiento de Aldaola y andar unos veinte minutos. La excursión mañanera te abrirá el apetito, por lo que aconsejamos un sitio muy auténtico: en el alto de Otzaurte, encontrarás unos exquisitos pintxos de chorizo, morcilla o carne cocida. Si eso no sacia, una alubiada es otra opción riquísima

Idiazabal

Sábado Por la tarde, ¡juega y diviértete como un niño!

Si vienes con niños, después de comer ir a los juegos de orientación de Anduetza Parketxea es un plan redondo (a partir de julio). Hay tres circuitos de diferentes grado de dificultad. A partir de los 7-8 años, los niños pueden disfrutar de la orientación en un entorno acotado fácil de controlar por los padres, que pueden sumarse al juego. Y, al anochecer, volvemos a preguntaros, ¿calma o ambiente? No importa, elijas lo que elijas, es una apuesta segura.

Domingo Parque natural de Aralar: territorio de pastores y seres mitológicos

La esencia del Goierri está en el parque natural de Aralar, un plan fantástico de domingo. Territorio de pastores y seres mitológicos, hay hermosas cumbres como el Txindoki (lo apodamos el Cervino vasco), megalitos, uno de los hayedos más grandes de Euskadi, amplios pastizales de montaña donde verás a las ovejas latxa… todo accesible desde el Parketxe de Lizarrusti (a partir de julio), donde te dará la bienvenida José Ramón Aguirre (todos le llamamos Marron), un montañero de casta que ha realizado expediciones a Mongolia, Paquistán y Nepal.

Domingo La casa del “Padre de la mitología”

Antes de subir al parketxe de Lizarrusti te recomendamos una para en Ataun. El caserío Sara -o Sara Etxea- fue la casa de José Miguel de Barandiaran, una leyenda de la cultura vasca. Este sacerdote y estudioso transformó por completo el conocimiento de la prehistoria vasca y recuperó la mitología euskalduna. Desde Sara Etxea, un mini paseo muy bonito por el pueblo de Ataun te llevará hasta el Museo Barandiaran, donde entrarás en el universo mágico de los vascos. Es una de esas joyas escondidas… conserva toda su gracia de típica casa vasco - francesa, como de cuento, y puedes visitarlo libremente. Muchos vascos de fuera del Goierri ni siquiera lo conocen, y está en un molino del siglo XVI.

Domingo El clásico paseo a Lareo

Es una ruta preciosa de 6,7km que se inicia en el Parketxe de Lizarrusti: una senda sin apenas desnivel que pasa por un hayedo, un sendero muy bonito, el río, el barranco y termina en el hermoso embalse de Lareo. Esta es sólo una de las opciones porque Aralar tiene 260 kilómetros de red de senderos y 6 rutas que parten del Parketxe de Aralar. Estamos en uno de los lugares más especiales para hacer senderismo del País Vasco: una sierra de unos 6000 años donde hay 117 especies y 11 hábitats protegidos. Además, ¡Navarra está al ladito!

Aralar

Domingo Tirolinas para abrir el apetito

¡El parque de aventura de Lizarrusti es una pasada! Está en el mismo parketxe y los monitores te ayudarán a tirarte por las tirolinas y a pasar el puente tibetano. Luego, aquí mismo, podéis reponer fuerzas con una comida casera preparada a base de producto de temporada: alubias en invierno, alcachofas y setas en primavera o “una alubiada: con alubia de aquí y morcilla artesana de la carnicería del pueblo”. En verano, ensaladas con tomates de la zona, vainas frescas y ensaladilla rusa muy rica. El cordero al chilindrón, las carrilleras y la costilla de ternera, no faltan nunca. Y, para terminar, no olvides probar su postre de cuajada (abierto a diario de julio a octubre, menos el lunes).