Atrás

Busques lo que busques, lo encontrarás aquí

Busques lo que busques, lo encontrarás aquí

Busques lo que busques, lo encontrarás aquí

Tolosaldea y su capital Tolosa configuran una comarca maravillosa, auténtica y singular. La cuna del producto local, su gran ambiente a todas horas del día y la cercanía de pueblos de grandes tradiciones culturales hacen que esta visita nos llene de inmensa felicidad.

Viernes Sumérgete en la tranquilidad del verde

Probablemente hayas elegido un lugar muy cerca de la Naturaleza o rodeado de montes para pasar la noche. Por eso, lo que te recomendamos a tu llegada es que respires hondo, que mires a las montañas, que si hay cerca una quesería o una sidrería te acerques con calma y disfrutes de este entorno natural y auténtico. Disfruta con todos los sentidos, toma algo donde están los vecinos y vecinas del pueblo, cenar algo rico y confraterniza con ellos. Para el descanso, sea donde sea, seguro que has acertado: Agroturismos y casas rurales donde reina la paz y se respira aire puro. Hoteles de diseño para los gustos más exquisitos, apartamentos para los que les gusta montárselo a su manera o albergues para los que viajan en grupo. Alojamiento para todo tipo de planes pero siempre con un trato cercano y familiar.

Sábado Día de mercado. ¡Ni te imaginas qué mercado!

El sábado por la mañana, en Tolosaldea el plan está hecho, es día de compras. La primera visita es al mercado de productores locales del Zerkausi o Mercado del Tinglado, y necesitamos todos los sentidos para disfrutar de esta maravillosa visita. Vamos a ver las verduras que han recogido la víspera de la huerta con ese color y esa textura que transmiten su frescura. Oleremos los quesos de pastor, Idiazabal, azul, de cabra… Un pequeño trozo y las explicaciones de la productora nos ayudarán a decidirnos. De esta plaza nos dirigiremos a la Plaza verdura, donde las flores, plantas y plantones adquieren una hermosura especial por el propio espacio, también conocido por “Plaza cristales” en referencia a su tejado. En pleno casco histórico de Tolosa. Si te interesa el arte y la historia no dudes en pasar por la Oficina de Turismo, y solicitar alguna de sus visitas guiadas por el Casco histórico de Tolosa, el mercado de los sábados o la Iglesia Sta. María, un gran ejemplo del llamado gótico vasco. Todo el mundo sale encantado, algo tendrá... Ya es hora de comer y no puedes estar en mejor sitio. Las Alubias de Tolosa con guindillas de Ibarra y todos sus sacramentos son un manjar a disfrutar en cualquier ostatu o restaurante de la comarca. Para amantes de la carne, un imprescindible es comer una buena txuleta en alguno de los asadores de Tolosa, 100% para gourmets.

Sábado La hora de la gente menuda y de quienes conservamos la ilusion

En Tolosa, una visita imprescindible es el Museo Topic, Centro Internacional del Títere, referente a nivel Europeo y que sorprende por su originalidad, innovación e imaginación. Todos aquellos que lo visitan, grandes y pequeños , salen con una sonrisa. Sin duda, el Topic es un libro abierto a la Ilusión! Por las calles, no podremos evitar que los escaparates atraigan nuestras miradas. El pequeño comercio de gran calidad inunda el casco histórico. Una boina Elósegui fabricada en Tolosa, un icono cultural que se ha ido actualizando y ofrece versiones modernas de todos los colores, es ideal como souvenir. Como también lo son Tejas y Cigarrillos de Tolosa de la pastelería Eceiza o los gorrotxas de Rafa Gorrotxategi. Y, al final del día, en Tolosa hay muchísimo ambiente, ya se para ir de “poteo” o hacer una ruta de pintxos. La Gilda es un must en el territorio del municipio que da nombre al ingrediente más picante de este pintxo tan tradicional: la guindilla de Ibarra. Pero hay mucho más, aquí el producto de temporada es la estrella de los restaurantes y bares de pintxos, desde lo más tradiciones hasta las elaboraciones más innovadoras.

Domingo Encanto, cultura, paisaje y aventura a partes iguales. ¡Un planazo!

El domingo por la mañana salimos a la naturaleza y a conocer los pequeños pueblos alrededor de la capital, Tolosa. En dirección a San Sebastián se encuentran Alkiza y Asteasu. En Alkiza, para los amantes del arte, se encuentra el Museo de escultura al aire libre Urmara, de Koldobika Jauregi. Además, para los amantes de la naturaleza hay varios recorridos y un Centro de Interpretación de Hernio-Gazume, declarada zona de especial conservación. Un poco más adelante, en Asteasu, los amantes de la literatura o los que sin otro objetivo más que de disfrutar de un pequeño paseo en un pueblo pintoresco, podrán seguir el Camino del Lagarto, basado en la obra Obabakoak del escritor Bernardo Atxaga, en su pueblo natal. En dirección a Vitoria-Gastez, cogiendo la salida de Alegia, os proponemos conocer al Gigante de Altzo. Joaquín Miguel Eleicegui nació en el caserío Ipintza de Altzo y sufrió gigantismo. Su vida fue de película, tanto así que sirvió como inspiración para el largometraje “Handia”, nominado a un Oscar. Más allá de su gigante, el paisaje de verdes prados salpicados por caseríos hace además que la visita a Altzo merezca la pena. Retomando la carretera que se dirige a Amezketa, nos sorprenderá un gran pico. Es el Txindoki, el pico más alto del Parque Natural de Aralar. Siendo domingo por la mañana, terminada la misa dominical, podremos acceder a la Iglesia San Bartolomé de Amezketa, que guarda un gran tesoro: las argizaiolas. Es una tradición que aquí se ha mantenido hasta nuestros tiempos, consiste en que cada familia tiene un asiento sobre la tumba de sus antepasados y una argizaiola, una tabla de madera tallada que tiene una vela enroscada. Recomendamos seguir la ruta y subir a Abaltzisketa y de ahí al barrio de Larraitz, entrada principial al Parque Natural de Aralar. Hay un Centro de Aventura que se llama Txindokiko Itzala y donde podreís disfrutar de un juego de orientación, recorridos de senderismo, bosque de aventuras, parque infantil, un paseo accesible de 3 km. Y… ¡una tirolina! Nada mejor para terminar el fin de semana feliz y, además, ¡sintiéndose muy valiente!