Atrás

Mikel Chillida

Mikel Chillida

Gipuzkoa es una tierra que engancha por la honestidad de su gente y por la capacidad innata de respeto hacia los demás.

Mikel Chillida · Director de desarrollo del museo Chillida Leku

¡Hola! Soy Mikel Chillida, director de desarrollo del museo Chillida Leku y nieto del escultor Eduardo Chillida al que está dedicado dicho museo.

 

Gipuzkoa es una extraordinaria provincia en la que su población ha sabido mantener un alto compromiso social y una cualidad sumamente importante: la lealtad y el valor hacia el trabajo bien hecho.  Esto hace que en Gipuzkoa sea fácil encontrar recursos de calidad que, aunados a su belleza natural y riqueza tanto histórica como cultural, nos hacen sentir orgullosos y por supuesto abrir los brazos para compartir nuestra cultura con toda aquella persona que quiera venir. Gipuzkoa es una tierra que engancha por la honestidad de su gente y por la capacidad innata de respeto hacia los demás.

Nuestro territorio es un paseo en bici, en una bici “made in Gipuzkoa”: algunos paseos más tranquilos, otros llenos de curvas por sus sinuosas rutas donde vemos la mar, vemos los bosques, reconocemos su carácter a través de su cultura y acabamos cenando en uno de sus sagrados lugares de encuentro como son sus sociedades gastronómicas (o en cualquier otro lugar, siempre se come bien).

Los favoritos de Mikel Chillida

Anterior
Siguiente

Chillida Leku

Este es un lugar que para mí significa mucho. Un sueño-museo utópico, personal y diferente que realizó en Hernani el escultor Eduardo Chillida, mi “aitona”, a escasos 10 minutos de San Sebastián. Se trata de un museo al aire libre: donde un bosque de árboles y de acero que expone muy bien el carácter de los vascos, llenos de trabajo y preguntas, y nos enfrenta a nosotros mismos.


Este es un lugar que para mí significa mucho. Un sueño-museo utópico, personal y diferente que realizó en Hernani el escultor Eduardo Chillida, mi “aitona”, a escasos 10 minutos de San Sebastián. Se trata de un museo al aire libre: donde un bosque de árboles y de acero que expone muy bien el carácter de los vascos, llenos de trabajo y preguntas, y nos enfrenta a nosotros mismos.

Ir a la web

Monte Urgull

Subir y pasear por el Monte Urgull para mí como donostiarra es una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en San Sebastián. Es un paseo exigente por sus laderas y escaleras de otra época que te transportan mientras descubres el Cementerio de los ingleses y sus lápidas de antaño, los diversos miradores desde los que atisbar el horizonte infinito e inalcanzable y las diversas obras de arte público que confluyen en este enclave.


Subir y pasear por el Monte Urgull para mí como donostiarra es una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en San Sebastián. Es un paseo exigente por sus laderas y escaleras de otra época que te transportan mientras descubres el Cementerio de los ingleses y sus lápidas de antaño, los diversos miradores desde los que atisbar el horizonte infinito e inalcanzable y las diversas obras de arte público que confluyen en este enclave.

Ir a la web

Pasaia

Comenzando con una visita a la Factoría Marítima Vasca Albaola, una rara avis de museo donde se reconstruye de la manera tradicional la Nao San Juan del siglo XVI. Una experiencia de fuerza, de tradición y de personalidad. Seguidamente lo ideal es coger la barcaza que conecta a Pasajes San Pedro y Pasajes Donibane, una línea regular que conecta los dos extremos del acceso al puerto de Pasajes, y dar un excelso paseo por una localidad mágica que desemboca en una especie de cala o pequeña playa natural llamada playa de San Juan. Mi recomendación es reservar una mesa en el restaurante Cámara ¡para que la experiencia sea completa!

 


Comenzando con una visita a la Factoría Marítima Vasca Albaola, una rara avis de museo donde se reconstruye de la manera tradicional la Nao San Juan del siglo XVI. Una experiencia de fuerza, de tradición y de personalidad. Seguidamente lo ideal es coger la barcaza que conecta a Pasajes San Pedro y Pasajes Donibane, una línea regular que conecta los dos extremos del acceso al puerto de Pasajes, y dar un excelso paseo por una localidad mágica que desemboca en una especie de cala o pequeña playa natural llamada playa de San Juan. Mi recomendación es reservar una mesa en el restaurante Cámara ¡para que la experiencia sea completa!

 

Ir a la web

Ver otros favoritos de los locales

Anterior
Siguiente
Leire Baños
Ver más
Mikel Chillida
Ver más
Ander Gonzalez
Ver más
Benito Lertxundi
Ver más
Aritz Aranburu
Ver más
Gabriela Uriarte
Ver más
Mikel Ayestaran
Ver más
Koldobika Jauregi
Ver más
Oiana Blanco
Ver más
Gorka Hermosa
Ver más